Sobre Mí

PRIMERO LECTORA:

raquel_tello_lectora3He vivido rodeada de libros desde muy pequeña, y ante todo, me considero lectora. Eso se lo debo a mi padre.

Leer es algo que se hace a solas y en silencio, porque dentro de cada libro hay magia. Entre sus páginas nos espera una historia que viviremos no como un mero espectador, sino como parte activa de ella. Puede que nos deje indiferentes, pero si nos emociona, esa historia y sus protagonistas formarán parte de lo que somos durante el resto de nuestra vida. Cuando se crea el vínculo con la literatura, es para siempre.

No soy muy tecnológica. Me emociono al recordar el sonido de una máquina de escribir, y recuerdo la forma en que de pequeña miraba asombrada las varillas con los tipos impresos en tinta subir y bajar formando palabras. Hasta recuerdo con melancolía cómo dolía que un dedo se colara entre las teclas por un golpe impreciso.

Por eso, cuando cojo un libro lo primero que hago es olerlo; disfrutar del aroma a tinta y a papel, y a nuevo. Afronto cada lectura con avidez e ilusión y siempre me descubro ralentizando el ritmo al llegar a las cincuenta últimas páginas porque aún no estoy preparada para despedirme de sus personajes.

Cuando cierro la tapa y coloco de nuevo el libro en mi estantería, me invade la tranquilidad de saber que esa historia queda a mi alcance, para cuando quiera volver a revivirla. Como tengo la suerte de tener mala memoria, disfruto al releer.

Nunca imaginé que alguna vez estaría del otro lado.

 

Y AHORA ESCRITORA:

 

Sin embargo, la vida tiene otros planes para cada uno de nosotros. A mí, me regaló un grupo de amigas inspiradoras y maravillosas que me motivaron sin proponérselo. Me hicieron darme cuenta de que no existen límites para los sueños y de que el único fracaso es no haberlo intentado nunca. Únicas e irrepetibles, me descubrí poco a poco formando parte de un grupo que me enriquecía y reforzaba la confianza en mí misma. Como una terapia.

Empecé escribiendo para ellas, por diversión, hasta que descubrí que podía llegar a amar la escritura tanto como la lectura. Y este proyecto empezó a tomar forma en mi mente.

Escribo desde el universo femenino, sobre nuestra forma de interpretar la vida, tan exclusiva de las mujeres y tan particular. Escribo para emocionar, para ilusionar, para robar una sonrisa, para evadirnos, para reflexionar.

Mi principal objetivo es obligarme a escribir. Obligarme a encontrar ese ratito cada día para volcar lo que llevo dentro, lo que he visto en la calle, escuchado a alguien en el metro, presenciado en la terraza de algún bar. Las historias están ahí, a nuestro alrededor, por todas partes. Sólo hay que abrir los ojos y escuchar.

Si con ello consigo convertir a más personas en lectoras, me daré por bien pagada. Si personas que hasta ahora no han conseguido encontrar el vínculo, descubren de repente que ciertas historias las hacen optar por un ratito de lectura entre otros entretenimientos, ése será el mejor regalo. Recluto voluntarios para mi causa. Espero encontrarte en mi camino.