SEÑOR EME

senor_eme_600Volcado en su trabajo como auditor de cuentas independiente, es un profesional muy acreditado dentro del sector.

Proyecta una seguridad en sí mismo que resulta cautivadora, llegando a parecer a veces incluso engreído o petulante.

Siempre anda falto de tiempo, por eso no soporta la mediocridad y odia repetir las cosas.

Fumador empedernido, se ha construido una coraza de hombre frío, distante e inaccesible, para bloquear cualquier intento de acercamiento personal.

Como contrapunto, en su vida privada es una persona cariñosa, muy protectora con los que siente suyos.

Extremadamente elegante, cuida todos los pequeños detalles, desde su llavero, al perfume que usa o la copa que elige para el vino.

Casado con su novia de toda la vida, su pasión es su hija de diez años, a la que adora y malcría.

No entraba en sus planes enamorarse, y se descubre de repente desubicado por los sentimientos que le despierta Salomé.

Ver los relatos en los que aparece Señor Eme