Construyendo recuerdos

Posted on

En la oscuridad de la noche, escucho tus pasos leves y cortitos. Entorno los ojos desde mi almohada e intuyo tu figura diminuta recortada contra el hueco de la puerta. Con media sonrisa que no ves, me dejo embaucar por el “ábrete, Sésamo” que no has llegado a pronunciar, levanto el edredón y te espero.
Te acuestas junto a mí, muy pegadito, abrazándome en silencio. Te rodeo con los brazos, consciente de que necesitas sentirte protegido: seguro que tu cuarto se ha llenado con los monstruos de tus pesadillas. Te beso la cabecita y te acaricio, y poco a poco vuelve el sosiego a tu cuerpo. Escucho tu respiración, cada vez más lenta y pausada.
Y disfrutando con la sensación de ser tu bálsamo de vida, vuelvo a relajarme, y al hacerlo, me vienen imágenes a la cabeza de cuando, hace mucho tiempo, yo era tú, y también llamaba a mi madre en la oscuridad de la noche. No me atrevía a levantarme, así que le pedía a ella que viniera, con el pretexto de pedirle un vaso de agua, sin atreverme a confesarle que en realidad estaba muerta de miedo. Ahora sé que ella lo sabía. Cuando me traía el agua, y esa tranquilidad que me aportaba su presencia amenazaba con llegar a su fin, le soltaba un “acuéstate conmigo” muy rápido y muy flojito, como si la idea se me acabara de ocurrir en ese preciso instante, como si no hubiera sido ése el motivo principal de mi llamada desde el principio. Ella suspiraba y se metía en mi cama, y yo me abrazaba a su cuello y me volvía a dormir respirando el olor a mami que tanto echo de menos.
Te aprieto fuerte contra mí, consciente de que cada cuento leído a media luz en tu habitación, cada batalla naval que te permito en el baño, cada noche que te recibo gustosa en mi cama, formarán parte de tu nostalgia mañana. Tú no lo sabes. Ésa es la ventaja de la experiencia, yo sí. Por eso, esta noche me duermo contigo, mi cachito de vida, construyendo recuerdos.

10 Comentarios

  1. lolita says:

    Raquel me ha llegado al alma muy emocionada

  2. Mayte says:

    Siempre fácil leerte, en este también emocionarme. Gracias.

    1. Raquel Tello says:

      Emocionada yo, si he conseguido eso. Besos terapéuticos, mi querida amiga.

  3. Marian says:

    Precioso Raquel!!! Me emocionas con tus palabras, y me haces sentir identificada

    1. Raquel Tello says:

      Que vivan las mamis que lo dan todo por sus cachorritos. Besos terapéuticos

  4. Mari Carmen says:

    Aichhhh
    Que me llegaste a lo más profundo!!!

    Súper bonito 😘😘😘❤️

  5. REBECA says:

    Creo que todas las mamis nos sentimos bastante identificadas…enhorabuena Raquel! No se podría haber escrito con más ternura…😍

    1. Raquel Tello says:

      Gracias, Rebeca. Ése es uno de los buenos momentos de ser mami.

  6. Raquel BM says:

    Éste es mi preferido, haces asomar lagrimitas a los ojos, 😥MEE ENCANTAAA!!!!❤💋

    1. Raquel Tello says:

      Ainsss, las mamis somos así.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.