¿Casualidad o causalidad?-III-

Posted on

A lo largo de nuestra vida, nos cruzamos con muchas personas. Por qué algunas de ellas se convierten en parte fundamental de nosotras y por qué otras pasan sin dejar huella, es un misterio. A veces, cuando camino por la calle, abarrotada de gente en su ir y venir cotidiano, ensimismada en sus tareas y pensamientos, me pregunto: ¿cuántas de estas personas estaremos predestinadas a conocernos? ¿Estaremos pasando de largo junto a la que podría convertirse en nuestra mejor amiga, en nuestro próximo jefe, en nuestro futuro vecino? ¿Y si pasamos junto al que podría ser el amor de nuestra vida? En tal caso, ¿alguna señal nos ayudaría a identificarlo? Un brillo diferente, un coro de angelitos cantando a su alrededor, un letrero luminoso sobre su cabeza… ¿algo?
Aquella tarde, exmarido inauguraba su fin de semana con los niños y yo había quedado con Diana en tomarnos una copa por el centro después del trabajo, para celebrar la muerte del viernes. Antes, aún tenía que hacer una visita a una clienta, en la zona financiera de la ciudad, donde se encontraba la mayoría de las sucursales de grandes compañías y organismos oficiales. Su oficina ocupaba la cuarta planta en un edificio de seis, repleto de gente que entraba y salía con prisas, sometida a la tiranía de sus relojes. Como era habitual, no me llevó más de una hora repasar con ella la agenda de eventos previstos en la ciudad durante el mes siguiente, y planificar las mejores fechas para organizar reuniones con grupos de interés.
Me dirigía ya a la salida, ordenando los papeles que llevaba en mi carpeta, cuando me sonó el móvil. Seguramente sería Diana para concretar hora y sitio. Me paré en seco para bucear en mi bolso y de repente, alguien me arrolló por detrás, haciéndome perder el equilibrio. En un segundo, mi carpeta y mi bolso, junto con todo su contenido, quedaron desparramados por el suelo pulido de aquel enorme vestíbulo.
—Lo siento, le pido perdón, no esperaba que se parara de repente —se disculpó atropelladamente una voz masculina a mi espalda.
Me giré algo molesta dispuesta a recriminar al tipo un poco más de atención y me encontré de frente con un hombre apuesto, impecablemente vestido con traje y corbata en tonos azules, que matizó de inmediato mi enfado.
—No pasa nada, ha sido culpa mía —me escuché decirle sonriendo.
Enseguida, él dejó su maletín de piel en el suelo, junto a sus zapatos perfectamente lustrados, y se agachó para ayudarme a recoger el desastre: mi paquete de tabaco, mis bolígrafos, mi abanico, mi móvil que seguía sonando ajeno al desconcierto que se había producido, mi agenda con los mil y un papeles que guardo despreocupadamente entre sus hojas, muestras de perfumes, juguetes de los niños… en fin, toda una vida expuesta y en manos ajenas. Acepté agradecida el contenido de mi bolso que aquellas manos extrañas me devolvían y al final, me levanté. Ordené un poco mi pelo y tomé de sus manos los últimos papeles y un mechero. Al rozar sus dedos, sentí que se paraba el tiempo, que entre nosotros se había trenzado una conexión singular, una hipnosis que no me permitía desengancharme de sus ojos. Permanecimos así un segundo o una hora, sin que nuestros dedos hubieran perdido el contacto, hasta que él dijo:
—Le ruego que acepte de nuevo mis disculpas.
—Disculpas aceptadas —le respondí avergonzada como una quinceañera, bajando la mirada.
Me colgué el bolso y me dirigí a la salida. Lo dejé allí parado mirándome y atravesé la puerta de cristales hacia el exterior. No llegué a dar tres pasos cuando sentí la necesidad de girarme. Él seguía allí de pie, observándome fijamente. Nos sonreímos una última vez, antes de dejar que me engullera el metro.
¿Qué acababa de suceder allí? ¿Por qué se había quedado flotando el tiempo entre nosotros?

21 Comentarios

  1. Mari Carmen says:

    Me encanta!!!!
    Felicidades por compartir con nosotras tu visión, tus relatos, la mil formas de vidas que se pueden elegir vivir !!!
    Me declaro tu fan número 1!!!

    1. Raquel Tello says:

      Gracias!!
      Ahora toca seguir las nuevas publicaciones. Estoy segura de que la Serie de “Las mujeres, los 40 y algo +” os va a enganchar!!
      Monta un club de fans! Besos mil

  2. Lolita says:

    Deseando conocer más a Diana me gusta este personaje espero q me sorprenda para bien.

    1. Raquel Tello says:

      Diana cazadora!! Yo creo que todas las mujeres llevamos una Diana en nuestro interior!
      Espera a conocer a Mariluz y su deliciosa repostería!!
      Ahora lanzo una queja: aún nadie me ha respondido a la pregunta del relato:
      ¿Casualidad o causalidad?

      1. Eva says:

        Siempre causalidad…jiji

  3. lolita says:

    Causalidad totalmente

  4. Carmen Arroyo Gordillo says:

    Raquel,pero no vas a seguir con el relato? ? está de lo más interesante,engancha

    1. Raquel Tello says:

      Claro que sí, Carmen.
      Este relato que has leído es el tercero de la serie “Las mujeres, los 40 y algo +”. El primero es “La era de la desinocencia” y el segundo “Buscando a Yo”.
      Estaros pendientes de los nuevos posts que la historia no ha hecho más que empezar!!

  5. Carmen Arroyo Gordillo says:

    Me gustaría pensar que CAUSALIDAD

    1. Raquel Tello says:

      A mí también! Ya veremos qué pasa con este encuentro entre Salomé y Eme. Os prometo que no os dejará indiferentes.

  6. Núria Navarro says:

    Indiscutiblemente causalidad! Jajajaja

    1. Raquel Tello says:

      Me gusta cómo piensan estas mujeres!! Oh yeah!

    2. Raquel Tello says:

      Me gusta cómo piensas estas mujeres!! Oh yeah!!

  7. Montse Cáceres says:

    Teniendo en cuenta que todo nos sucede por algo, también soy de la opinión que es causalidad…

    1. Raquel Tello says:

      ¡Que vivan las mujeres que piensan así!

  8. Edda says:

    Con ganas de más Raquel!

    1. Raquel Tello says:

      Me alegro!! No dudes de que esto no ha hecho más que empezar!
      Has leído los dos relatos anteriores de la serie? La era de la desinocencia y Buscando a Yo? Así conocerás mejor a Salomé!!

  9. Marian says:

    Enhorabuena!!!! Nos enganchas en cada palabra q leemos.

    1. Raquel Tello says:

      Ay, este encontronazo va a dar mucho de sí, ya veréis…

  10. REBECA says:

    Espero que CAUSALIDAD!!

    Para cuando nuevas publicaciones?? 😃😃

    1. Raquel Tello says:

      Por goleada gana Causalidad!!.
      El lunes 26 tenemos nueva entrega de Las Mujeres, los 40 y algo +.
      Ya iremos por el quinto episodio. Gracias a mis lectoras.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.